Chrysoperla carnea

(LEON DE LOS AFIDOS (Chrysoperla carnea). (Neuroptera: Chrysopidae)

Las especies de Crisópidos se caracterizan por tener un apetito voraz.

Efectivos contra:

Pulgones, moscas blancas, trips, ácaros, huevecillos y ninfas de Paratrioza, piojos harinosos, huevecillos y larvas neonatas (recién nacidas) de lepidópteros

“¿Necesitas más información?, ¿Tienes alguna duda?”

Llámanos, escríbenos un e-mail o consulta la ficha técnica de este producto.

Descripción

(LEON DE LOS AFIDOS (Chrysoperla carnea). (Neuroptera: Chrysopidae)

Las especies de Crisópidos se caracterizan por tener un apetito voraz. Son depredadores generalistas y se alimentan de pulgones, moscas blancas, trips, ácaros, huevecillos y ninfas de Paratrioza, piojos harinosos, huevecillos y larvas neonatas (recién nacidas) de lepidópteros. El Centro Universitario para el Manejo Integrado de Plagas de la Universidad de Carolina del Norte consideras a este enemigo natural como uno de los principales depredadores para interiores. Los adultos se alimentan de néctar y polen.

 

“¿Necesitas más información?, ¿Tienes alguna duda?” Llámanos, escríbenos un e-mail o consulta la ficha técnica de este producto.

 

FICHA TÉCNICA

INTRODUCCIÓN

Las especies de Crisópidos se caracterizan por tener un apetito voraz. Son depredadores generalistas y se alimentan de pulgones, moscas blancas, trips, ácaros, huevecillos y ninfas de Paratrioza, piojos harinosos, huevecillos y larvas neonatas (recién nacidas) de lepidópteros. El Centro Universitario para el Manejo Integrado de Plagas de la Universidad de Carolina del Norte consideras a este enemigo natural como uno de los principales depredadores para interiores. Los adultos se alimentan de néctar y polen.

 

BIOLOGÍA Y HÁBITOS

La hembra adulta de Chrysoperla carnea, deposita sus huevecillos en el follaje, cerca de la fuente de alimentación. El huevecillo eclosiona después de 3 días y la larva está lista para iniciar la depredación. Las larvas tienen la apariencia de un lagarto diminuto.

La larva inyecta una sustancia paralizadora a su presa, succionándole luego los líquidos del cuerpo. Se le llama el león de los áfidos y cada larva de Chrysoperla puede devorar hasta 600 pulgones. Las larvas son muy activas y la duración de la fase larval es de 2 a 3 semanas. Después aparece la pupa con una duración de aproximadamente una semana, para luego convertirse en adulto, aparearse y repetir el ciclo.

El adulto puede vivir de tres a cuatro semanas. Todo este ciclo depende fundamentalmente de la temperatura. Se aconseja manejar el hábitat de manera que los adultos puedan tener alimentos como néctar y polen en los alrededores del cultivo y así prolongar la vida y la cantidad de huevecillos que pone la hembra; de hecho, la hembra necesita consumir estos alimentos antes de iniciar la ovipostura. Cada hembra adulta oviposita alrededor de 300 huevecillos en un período de tres semanas.

APLICACIÓN EN CAMPO

Envío

Al recibir su envío, abra el paquete y revise el material biológico. El material que usted recibe es una mezcla de huevecillos de Chrysoperla con alimento para larvas recién nacidas y biruta de madera; un centímetro cúbico (CC) de huevecillos de Chrysoperla, contiene aproximadamente cinco mil huevecillos.

Eclosión de huevecillos

Al recibir su envío observe la presencia de larvas recién nacidas; si todavía no han eclosionado, deje el huevecillo a temperatura ambiente, en la sombra y protegiéndolo del sol directo y calor excesivo. Al observar abundantes larvas en las paredes de la bolsa que contiene el huevecillo, libere el material en campo.

Aplicación en el campo

Se recomienda distribuir el material biológico en el cultivo preferentemente por la mañana o por la tarde (en horas frescas del día). Para áreas pequeñas aplique directamente las larvas sobre las plantas. Para áreas mayores mezcle el material biológico con un material inerte (vermiculita, aserrín, germen de trigo entre otros) y aplíquelo de manera uniforme sobre el follaje del cultivo.

Hágalo por la mañana, evitando el calor excesivo y/o tiempo lluvioso. Para mejorar la cobertura y dispersión de los insectos, libere un surco si y dos no.

Chrysoperla se usa en cultivos como algodón, maíz dulce, papas, crucíferas, tomates, chiles, berenjenas, espárragos, diferentes tipos de lechugas, espinacas, manzanas, fresas, frambuesa, zarzamoras, entre otros cultivos. Se recomienda para el manejo de diferentes especies de pulgones, ácaros (especialmente araña roja), trips, moscas blancas, huevecillos de lepidópteros (gusano soldado, cogollero, falso medidor, del fruto entre otros), minadores de la hoja de los cítricos, larvas recién eclosionadas de lepidópteros entre otros. Se considera un depredador importante del piojo harinoso en invernaderos y en plantas de interior.

Inicio de liberaciones

Antes de liberar insectos benéficos es importante monitorear para conocer los niveles de población del insecto a manejar. En hortalizas y dependiendo del caso, se inician las liberaciones en la periferia del cultivo, en las zonas donde crecen plantas herbáceas que pudieran ser fuente de inóculo de insectos plaga.

Comenzar una o dos semanas antes del transplante. Inicie las liberaciones de Chrysoperla tan pronto como observe los primeros insectos plaga. En cada caso se debe diseñar el programa de liberaciones para adaptarlo al cultivo y a las condiciones específicas de la zona.

Liberar insectos benéficos en combinación con la aspersión de hongos entomopatógenos en la periferia del cultivo es una mejor alternativa que la práctica de asperjar con insecticidas de amplio espectro, con la idea de acabar con los insectos alrededor del cultivo, los cuales pueden convertirse en inóculo inicial.

Recuerde que una población demasiado alta de la plaga no siempre se presta para manejarse solamente con un depredador. Frecuencia de las liberaciones Realice liberaciones semanales. Puede comenzar con 2 CC/Ha y aumentar a 4 CC, dependiendo de sus condiciones.

CUIDADOS DEL MATERIAL BIOLÓGICO

Recuerde siempre proteger su material biológico del sol directo y calor excesivo.

CALIDAD DEL MATERIAL OFERTADO

Cada bolsa contiene 2 centímetros cúbicos (CC) de huevecillo de Chrysoperla y cada CC contiene aproximadamente cinco mil huevecillos.

SUSCEPTIBILIDAD A LOS PLAGUICIDAS

C. carnea parece tener cierta tolerancia natural a los insecticidas. Se han seleccionado en laboratorio, poblaciones tolerantes a piretroides, organofosforados y carbaryl. A pesar de esto, como todos los insectos benéficos, se recomienda usar insecticidas microbiales y/o materiales biorracionales. Si tiene que aplicar insecticidas de amplio espectro, espere por lo menos 3 ó 4 días antes de liberar insectos benéficos.

CONSERVACIÓN DE ENEMIGOS NATURALES

Para conservar las poblaciones de insectos benéficos se recomienda plantar alrededor del cultivo, girasol, Sweet alyssum y sorgo entre otros, como refugio. Evite insecticidas de amplio espectro para proteger las poblaciones de estos y otros enemigos naturales.

GARANTÍA

OBA SA de CV garantiza que los insectos reproducidos en nuestro insectario, son de excelente calidad, con buena capacidad de búsqueda, depredación y adaptabilidad al campo. No nos responsabilizamos, sin embargo, por el mal manejo y/o uso dado a este producto. Para cualquier aclaración o consulta relacionada con el uso de este insecto benéfico o para diseñar un programa de control biológico adecuado a sus necesidades, por favor llámenos al teléfono (317) 38 21040 o al (317) 381 3822; alternativamente, envíenos un correo a contacto@oba.mx, indicándonos de su interés en un programa de control biológico y con gusto te atenderemos. En OBA le ofrecemos alternativas ecológicas y económicas para la agricultura. Gracias!

REFERENCIAS

Weeden, C.R., A. M. Shelton, and M. P. Hoffman. Biological Control: A Guide to Natural Enemies in North America.

Información adicional

Peso 1 kg
Dimensiones 15 × 15 × 15 cm
Presentación

Opiniones

No hay opiniones todavía.

Sé el primero en calificar “Chrysoperla carnea”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *